La tecnología sigue avanzando a pasos agigantados, algo que no es nada nuevo, pero, recientemente, ha diversificado sus aportaciones y esta vez, a tocado y beneficiado directamente al sector financiero, uno que parecía avanzar lentamente en la innovación y adopción de dicha tecnología.

Con la pandemia por Covid la adopción de productos y servicios tecnológicos se acelero significativamente y varias fintech, que ya venían haciendo las cosas bien, aprovecharon la oportunidad para ganar impulso y seguir revolucionando la industria.


A continuación, te compartimos detalles de tres empresas que, según expertos y analistas, están cambiando la industria por completo, no solo por resolver problemas puntuales como el apoyo al sector pyme del crédito Konfío, o la bancarización sin comisiones, sino también, por ofrecer un servicio formidable, ágil e innovador.

1. Nubank

Fundado en 2013 en la ciudad de Sao Paulo Brasil, Nubank es un banco digital con presencia en Colombia y México. Creado por el ingeniero colombiano David Vélez, la ingeniera brasileña Cristina Junqueira y el experto informático estadounidense Edward Wible, Nubank es considerado el banco digital más grande del mundo fuera de Asia.

Nu tiene la misión en México de “contribuir a liberar a los clientes de los problemas a los que se enfrentan con los servicios financieros que existen en el país y empoderarlos para recobrar el control de su dinero” en palabras de Emilio González director de la marca en México.

La empresa brasileña busca cumplir esta promesa a través de una tarjeta de crédito internacional respaldada por Mastercard y que, como principal atractivo, no cobra comisión alguna por el manejo.

Nu ha tenido una gran aceptación en México y ya cuenta con 30 millones de clientes en Latinoamérica.  

2. Albo

Albo es una aplicación que ofrece servicios de banca digital, su intención es convertirse en la mejor alternativa bancaría en México y ofrecer a los usuarios un control absoluto sobre su dinero, una experiencia sin comisiones, sin filas, sin “letras chiquitas” y 100% digital.  Según las palabras de su fundador.

La plataforma fue creada en octubre de 2016 por Ángel Sahagún, originario de Campeche y egresado de la carrera de Ingeniería Industrial, desde entonces, el mexicano ha trabajado en el desarrollo de aplicaciones que buscan la inclusión financiera, así como mejorar la administración de las finanzas personales.  

La idea surge de la falta de bancarización en el país pues según cifras de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera apenas el 68% de la población adulta del país cuenta con al menos, un producto financiero, lo que equivale a 54 millones de personas.

Ese 32% de habitantes que no tiene una cuenta bancaria en México y que, además, se espera aumente con las condiciones difíciles generadas por el Covid, representa un mercado con mucho potencial y una oportunidad única para Albo.

La oportunidad también ha sido vista por distintos inversores quienes el pasado mes de enero del 2019, han inyectado 7.4 millones de dólares en una primera ronda de inversión liderada por el fondo Mountain Nazca. 

Los recursos serán utilizados en el desarrollo de nuevos productos, en el crecimiento del equipo técnico “In House”, así como en la adquisición de nuevos clientes, externo Ángel Sahagún fundador y CEO.

3. Konfío

Konfío es una empresa mexicana de tecnología financiera enfocada en crear herramientas empresariales, su principal producto es el crédito para negocios y empresas de todos los tamaños, con montos que van de los $ 150,000 a los 2,000,000 de pesos.

Fundada en 2014 por David Arana y Francisco Padilla la fintech tiene como misión impulsar empresarios en México, están comprometidos con crear soluciones financieras integrales para negocios y una nueva experiencia de financiamiento online. 

Como mencionamos, el préstamo Konfío se caracteriza por la solicitud complemente en línea, un proceso seguro, rápido y muy ágil, que, con el uso de Big Data y algoritmos desarrollados por la empresa, logra entregar un tiempo promedio de aprobación de 7 minutos.

La flexibilidad en los requisitos, así como un calculo de riesgo y consulta a buró de crédito automático hace de Konfío la opción más conveniente, cuando de solicitar un préstamo empresarial se trata, pues el ágil proceso permite al usuario tener acceso a los recursos en tan solo 24 horas sin importar el monto solicitado.

Konfío, también es una de las empresas con el respaldo más solido en el sector fintech, al contar con distintos inversores de “talla mundial” como son: Acción Frontier, QED Investors, Kaszek Ventures y el más importante, el banco japonés SoftBank quien por si solo, inyecto 100 millones de dólares a la financiera mexicana, considerada, una de las inversiones más grandes a una empresa tecnológica en el país.