La mayoría de los emprendedores conocemos los beneficios que genera el uso responsable de una tarjeta de crédito; sin embargo, es muy común que muchas personas utilicen sus tarjetas personales para realizar pagos o  adquirir bienes e insumos para sus negocios. 

Aunque esta es una práctica común, no es la mejor manera de hacer funcionar a tu empresa, pues dificulta varios aspectos de su administración. Por su parte, las tarjetas de crédito empresariales están diseñadas específicamente para ayudar a las Pymes a llevar un mejor control de gastos, sin poner en riesgo su liquidez.

Toma en cuenta estos beneficios que te ofrece una Tarjeta de Crédito Empresarial en tu negocio: 

Separas los gastos personales de los empresariales

Para conocer exactamente cómo va tu negocio, es muy importante separar los gastos de tu negocio con los de tu vida personal. Es decir, necesitas saber cuánto gastas y cuánto obtienes de tus actividades, para poder tomar decisiones informadas. 

Una tarjeta de crédito empresarial te ayuda en este objetivo, pues te permite ver exclusivamente los gastos de tu negocio, poner límites de gastos y tener una visibilidad de cada uno de ellos. A pesar de ser uno de los beneficios más contundentes, un estudio realizado por Konfío señala que 8 de cada 10 empresarios aún usa su tarjeta personal para los gastos de su empresa.

ventajas-de-constituir-una-empresa
Conoce cuáles son las ventajas y desventajas de constituir tu empresa ante la ley

Cumples mejor los requisitos de deducibilidad

A pesar de la popularidad del efectivo que perdura en muchos comercios de México, para poder realizar deducciones de impuestos sobre los gastos empresariales es indispensable que los pagos se hayan realizado con tarjeta de crédito, débito, servicios, monederos electrónicos, transferencia bancaria o cheque, y aunque existen pocas excepciones, el uso de la tarjeta de crédito empresarial es mucho más seguro que el efectivo. 

Difieres pagos a meses

Todos hemos tenido una oportunidad en puerta que promete grandes beneficios, pero que requiere de una inversión fuera de nuestro presupuesto. Para solucionarlo, una tarjeta empresarial suele ofrecer la posibilidad de diferir nuestros pagos hasta en 6 o más meses, lo que ayudará a mantener tu presupuesto en forma, sin poner en riesgo la rentabilidad o liquidez de tu negocio.

Por ejemplo, con la tarjeta de crédito Konfío, basta con que elijas en la app el pago que vas a realizar y en cuantos meses deseas diferirlos, para seguir adelante con el crecimiento de tu empresa.

Generas un buen Historial crediticio

Al contar con todas las herramientas que te facilitan ser puntual en tus compromisos, como diferir tus pagos, así como la información centralizada sobre el uso del dinero que gastas, te es mucho más sencillo tomar el control sobre tus cuentas y organizar tus pagos.

Además, es importante construir un historial empresarial que te ayude en las relaciones con potenciales proveedores, clientes o inversionistas.

Asimismo, la empresa a la que solicitas tu Tarjeta puede ofrecerte con mayor facilidad otros productos de financiamiento, sin necesidad de demasiados requisitos para crédito empresarial, pues ya conoce tu comportamiento crediticio. 

Obtener una tarjeta de crédito exclusivamente para tu negocio puede abrirte las puertas a nuevas oportunidades, además de permitirte tener mayor visibilidad de tus gastos y así, manejar mejor la liquidez de tu negocio para seguir creciendo.